La Hora del Planeta 2013

La Hora del Planeta 2013

domingo, 3 de marzo de 2019

a colonización de América mató a 56 millones de indígenas y cambió el clima mundial




Un singular estudio climático calcula el impacto de la muerte masiva de indígenas y el abandono forzado de tierras de cultivo.

La ocupación del continente americano posterior a la llegada de Cristobal Colón siguen siendo motivo de estudios científicos (Brent Winebrenner / Getty)

Diversos estudios científicos han analizado desde el punto económico y demográfico el impacto de la colonización europea del continente americano. La mayor parte de estas investigaciones destacan la importancia y alcance de este proceso histórico, aunque algunos casos puntuales se ha banalizado con aspectos como el número de muertos de población indígena norteamericana a manos de los colonos.

Ahora un nuevo y singular estudio analiza por primera vez el impacto climático provocado por el abandono de grandes extensiones de tierra a partir de la llegada de los colonos europeos, resultado de la muerte de aproximadamente 56 millones de indígenas en los cien años posteriores al denominado descubrimiento de América.

Los resultados de esta investigación liderada por expertos de la Universidad de Leeds y la University College London (Reino Unido) han sido publicado en la revista Quaternary Science Reviews.

Posible preludio de la Pequeña Edad de Hielo

Durante los últimos años se ha estudiado a fondo el impacto climático de la Revolución Industrial, en especial, por la emisión a la atmósfera de gases de efecto invernadero y su repercusión en el cambio climático.

Dos siglos antes del inicio de la época del carbón y el petróleo, la colonización europea de América también dejó un rastro perceptible en el clima global del planeta.


Los autores del nuevo estudio parten de la base de que, según el análisis de elementos como el hielo de los glaciares, entre los años 1500 y 1600 la concentración de dióxido de carbono en la atmósfera terrestre se redujo entre 7 y 10 partes por millón (ppm); una cantidad que teóricamente podría representar un descenso global de la temperatura de 0,15 grados centígrados.

Posiblemente, esta alteración en los gases atmosféricos tendría relación con la denominada Pequeña Edad de Hielo, un período frío que abarcó desde comienzos del siglo XIV hasta mediados del XIX.

A partir de los datos sobre concentración de dióxido de carbono en la atmósfera, los autores del nueov estudio han analizado la realidad del continente americano después de la llegada de Cristobal Colón y han establecido la posible relación entre la colonización y las condiciones climáticas.

La colonización europea provocó la muerte de aproximadamente el 90% de la población indígena. 

Las 119 estimaciones de población analizadas por el grupo que encabeza Alexander Kock indican que antes de 1492 vivían en el Nuevo Continente aproximadamente 60,5 millones de personas, con una utilización agrícola y forestal de 1,04 hectáreas por persona.

Las epidemias y las acciones violentas desencadenadas después de la llegada de los europeos provocaron la muerte, en sólo 100 años, de aproximadamente el 90% de la población nativa, es decir, unos 55,8 millones de personas.

Los cálculos utilizados en este nuevo estudio indican que el dramático descenso de la población en América después del inicio de la colonización europea provocó el abandono masivo de tierras de cultivo.

Buena parte de las tierras de cultivo abandonadas fueron ocupadas de forma espontánea por vegetación silvestre. El crecimiento de grandes cantidades de árboles (en estas zonas de cultivos abandonados) supuso la absorción de parte del carbono de la atmósfera. En concreto, los autores indican que este proceso de abandono de cultivos y crecimiento de árboles supuso una disminución de 3,5 partes por millón de dióxido de carbono en la atmósfera. La retroalimentación de este proceso en el conjunto del planeta habría llevado a una disminución de 5 ppm de dióxido de carbono.

Es decir, buena parte del descenso de la concentración de gases de efecto invernadero registrado entre los años 1500 y 1600 podría explicarse por la acción indirecta de la colonización europea de América, concluyen los autores.

Artículo científico de referencia:

Earth system impacts of the European arrival and Great Dying in the Americas after 1492.

Alexander Koch, Chris Brierley, Mark M.Maslin, Simon L.Lewis. Quaternary Science Reviews

Volume 207, 1 March 2019, Pages 13-36

Fuente: Diario La Vanguardia (Ciudad del Este . Paraguay) 1ro de Febrero de 2019.

Actividad ecológica de justicia climática y la Brigada cimarrona.


Actividad ecológica con los niños de Caño Piedra en Bonao de Justicia Climática y la Brigada Cimarrona.




















domingo Acevedo.

jueves, 10 de enero de 2019

Estados Unidos registró el mayor aumento de emisiones de Co2 en 2018


Spread the love
  • 186
    Shares

Por Sare Frabes
Las emisiones de dióxido de carbono en Estados Unidos aumentaron un 3,4 por ciento en 2018, el mayor incremento en ocho años, según el informe “Emisiones Preliminares de Estados Unidos para 2018”.
El fuerte aumento en las emisiones se produjo incluso cuando una cantidad casi récord de plantas de carbón en los Estados Unidos se retiró el año pasado. Por su parte la administración de Donald Trump presiona para revertir las regulaciones federales que limitan las emisiones de gases de efecto invernadero.
El informe documenta que junto al retiro de un número récord de centrales eléctricas de carbón también aumentó el crecimiento de la demanda de electricidad. “Como resultado, las emisiones del sector eléctrico en general aumentaron un 1,9%”.
El sector de transporte, que implica el de mercancías, personas, combustibles ect., se posiciona como el mayor contaminante de EE. UU. En su mayor parte, las emisiones de Estados Unidos proceden del uso de los combustibles fósiles, pero también de la fabricación de cemento para la construcción, un pilar de la economía norteamericana, y la combustión de gas.
El país norteamericano es el segundo mayor emisor del mundo, solo superado por China, que dobla las toneladas de CO2 emitidas a la atmósfera. China era el cuarto mayor emisor en 1980, llegó al tercer puesto en 1990 tras superar a Rusia, al segundo al sobrepasar a la Unión Europea a principios de siglo y finalmente desplazó a EE UU como principal emisor en 2005.
La meta de reducción de emisiones de los EE. UU. en el Acuerdo de París, del cual ya no es parte, era en un 26-28 % de 2005 hasta 2025, pero los datos preliminares del informe advierte que la brecha que Estados Unidos debe cerrar para alcanzar ese objetivo se hizo más grande.
En otro informe, emitido el 1 de octubre del año 2018 por el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC, por su sigla en inglés), un grupo de científicos convocados por Naciones Unidas para asesorar a los líderes mundiales, describen un panorama terrible sobre las consecuencias inmediatas del cambio climático y afirma que evitar el daño requiere transformar la economía mundial a una velocidad y escala que “no tiene un precedente histórico documentado”. Este informe fue el primero en ser encargado por los líderes mundiales conforme a lo establecido por el Acuerdo de París, el pacto de 2015 para combatir el calentamiento global.
Los 91 científicos de 40 países que han elaborado este informe advierten que no es necesario llegar a los 2 grados Celsius, meta establecida en el Acuerdo de París, para comenzar a experimentar los efectos catastróficos. “Si las emisiones de gas de efecto invernadero continúan a la frecuencia actual, para 2040 la atmósfera se calentará hasta 1,5 grados Celsius en comparación con los niveles previos a la industrialización, lo que inundará las costas e intensificará las sequías y la pobreza”, señalan los científicos.
Por tanto, los experto que analizaron más de seis mil estudios científicos, sugieren que para evitar esta catástrofe es necesario, “transformar la economía mundial en tan solo unos cuantos años”. La contaminación de efecto invernadero debe ser reducida en un 45 por ciento de los niveles de 2010 para 2030 y en un 100 por ciento para 2050.
Avispa Midia